viernes, 8 de marzo de 2019

8 de marzo, día internacional de la mujer-murciélago

Creo que no existe en ningún sitio oficialmente el día de la murciélaga, (palabra que sí existe según la Real Academia de la Lengua, aunque con un acepción poco acertada que hemos propuesto cambiar)

Como hoy es 8-M (M de murciélago, ¿o era otra M?) y es un día para hablar de hembras nos ha parecido buen momento para dar visibilidad desde aquí a los murciélagos hembras con algunas pinceladas:

Liberación de la murciélaga: Desde mucho antes de que se inventara la píldora, las murciélagas de nuestras latitudes ya podían controlar cuándo quedarse embarazadas. Siguen teniendo que ponerse de acuerdo con un macho para la cópula, pero luego guardan ese esperma y se fecundan ellas cuando les da la real gana. Y por lo menos las hembras de una especie, Myotis myotis , una vez puesta en marcha la gestación pueden modificar la fecha del parto a voluntad pasando el día en refugios más cálidos (lo que acelerará su metabolismo) o más fríos (entrando en torpor y ralentizando el crecimiento del feto) facilitando la conciliación entre la vida laboral (salir a cazar cuando haya comida) y familiar (dar de mamar a sus lechoncitos).

Cinturón de castidad: Este curioso invento no existió en la Edad Media (es fruto de la imaginación de los parroquianos del siglo XIX) pero en aquella época los machos murciélagos del género Rhinolophus ya habían inventado cómo dejar un cerrojo en las hembras a las que habían conocido (en el sentido bíblico de la expresión) en forma de tapón mucoso para que ahí no entrase más churra que la suya, al menos en esa temporada de celo. Así lo aprendí yo no sé donde (para saber todo sobre sexo de murciélagos ver este artículo de Alfonso Balmori) pero buscando info para este post he visto un paper japonés del 83 que dice que el tapón está formado por mucosidad de la hembra y que en el centro hay espermatozoides atrapados accidentalmente. Así  que puede ser que también aquí sean las hembras las que estén empoderadas y se pongan el cinturón para que los machos las dejen tranquilas.

Tareas no fisiológicas que asumen las hembras: Se ha visto en Nyctalus noctula que las mamás guían a sus retoños en la localización de refugios (que les ayudan a encontrar un buen pisito...), aunque no a buscar comida.

2 comentarios:

  1. Divulgación de alto nivel... concisa, bien documentada y oportuna. Gracias por compartir!

    ResponderEliminar